sábado, 27 de junio de 2015

Como evitar el golpe de calor

En el verano debemos tener mucho cuidado con las enfermedades y los estados que producen las altas temperaturas a nuestro cuerpo.

Hay que tomar las precauciones necesarias para no sufrir insolaciones o golpes de calor. El golpe de calor se padece cuando aumenta la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada bajo el sol, o también puede ocurrir cuando se hace ejercicios en ambientes acalorados o donde no haya la suficiente ventilación.

En estas circunstancias el organismo tiene problemas para regular la temperatura a través de la sudoración y es allí cuando se produce un aumento de la temperatura corporal provocando el golpe de calor. Algunos de los síntomas que presenta sufrir un golpe de calor son tener una temperatura mayor a 40 grados, sudar excesivamente, sentir sofocamiento, también agotamiento y debilidad, mareos o desmayos, no tener hambre, malestar en general, dolores de cabeza entre otros, y si no se trata hasta puede llegar a producir convulsiones o que la persona que lo sufre entre en estado de coma hasta es posible que se produzca la muerte de la persona si no es tratada como se debe, así que a tener mucho cuidado a la hora de hacer ejercicios y o tomar sol en horas no recomendadas.

Los más delicados son los bebes y niños menores de un año debido a que su cuerpo tiene menor capacidad para regular la temperatura. En los niños más pequeños los síntomas se pueden ver cuando se irrita la piel por el sudor en el cuello o en el pecho y las axilas o en la zona del pañal, así como también si la criatura llora mucho y esta irritable.

También las personas que sufren enfermedades crónicas deben cuidarse mucho y aquellas que tienen problemas de piel pero sobre todo los más ancianos y los pequeños.

No hay comentarios :

Publicar un comentario